17 marzo 2016 Declaraciones, Gente, Televisión

Bibiana Fernández confiesa: "Me hubiera vuelto loca de pensar que iba a estar sola"

Bibiana Fernández repasaba su vida en el programa que se emitía ayer de “En la tuya o en la mía”. La presentadora, actriz y colaboradora recibía a Bertín Osborne en la casa que tiene puesta a la venta para saldar sus problemas con Hacienda. En la charla contaba cómo ha llegado a ser la mujer que siempre quiso; explicaba cómo había sido su infancia y también recordaba quiénes han sido los hombres de su vida. Además confesaba: “Me hubiera vuelto loca de pensar que iba a estar sola”.

Nacía en Tánger cuando sus padres ya llevaban 17 años casados y se separaron una noche de Reyes cuando ella tenía solo 6. “Me fui con mi padre llorando con los juguetes en la mano”, recuerda y añade: “Se fue a vivir conmigo y con su hermana. Todos estábamos en una portería y durmiendo en una habitación por turnos porque mi padre trabajaba por la noche”.

“Para mí antes la pareja era un destino. Me hubiera vuelto loca de pensar que iba a estar sola”Su padre no quería que viese a su madre, pero al salir del colegio Bibiana iba cada día a comer con ella. “Al final comía en los dos sitios y con 12 años pesaba como 80 kilos”, contaba. Su padre trabajaba de noche como taxista y recogía a las mujeres de los clubs de alterne. “A las 8:00 me recogía para ir al cole y si no venía, iba a buscarle por los bares con 8 años. No distinguía la realidad de la ficción”, contaba.

Co 13 años se marchó a Málaga para estudiar formación profesional y convertirse en la mujer que quería ser. “Quería ser yo. La mujer que estoy aquí y eso lleva un proceso”, comenta. “Todo el mundo susurraba a mi paso. Me sentía como un caballo loco. Esa decisión es un camino que no tiene marcha atrás. Llegó un momento que si había que sacrificar lo que fuera (padre, madre, familia…) no importaba nada. Tienes que elegir entre el mundo y tú. Y entre el mundo y tú, siempre te eliges a ti”, aseguraba. “Hay niños que ya consiguen los papeles. Te dirán soy niño o niña, no soy trans. Ellos ya sienten eso”, analiza sobre la situación actual.

Comenzó a ganarse la vida haciendo camas en un hotel y vendiendo libros hasta que al acompañar a una amiga le ofrecieron trabajar en una cadena de cabaret de Barcelona. “Es de esas cosas que no puedes borrar y lo haces en ese momento porque es eso o la nada”, recordaba. En 1977 debutó en el cine con Vicente Aranda. “Es una época de mi vida que no me gusta”, reconocía, pero admitía que se siente orgullosa de ser una chica Almodóvar.

A sus 62 años la vida de Bibiana son sus perros, sus amigos y su trabajo; pero reconoce que los hombres la han marcado. “Para mí antes la pareja era un destino. Me hubiera vuelto loca de pensar que iba a estar sola”, explicaba y repasaba los tres grandes amores de su vida. El primero fue Alfredo, al que define como un hombre “guapo a morir y con adicciones peligrosas”. Después Javier fue durante 14 años su representante y su compañero. Luego tuvo una relación intermedia con un hombre que “me trajo a esta casa, me compró un perro y me regaló un coche. Un día se fue a comprar tabaco y no volvió”.

Pero solo se ha casado en una ocasión, con Asdrúbal en el que recuerda como el día más feliz de su vida. En relación a ser una mujer muy deseada, aseguraba: “No sirve de nada si la persona que tienes en tu casa no te desea. Es como tener un millón de euros en el desierto” y reconocía que no sabe cuánto se ha gastado en cirugía estética.

Página oficial | RTVE

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *