7 febrero 2017 Música

PETA critica a Beyoncé por su vestuario en la Super Bowl

Los organizadores del festival Coachella 2017 siguen en el limbo. El anuncio del embarazo de Beyoncé Knowles les ha cogido de sorpresa y ellos siguen sin saber nada de la artista y tampoco de cómo podrán hacerle frente al cartel de su evento. Os contamos los detalles a continuación.

Y es que parece lógico pensar que la cantante no podrá llevar a cabo un concierto completo estando embarazada de gemelos. Lo más curioso del caso es que Knowles dijo en su momento que esta actuación se haría “como estaba prevista” pero los promotores del festival temen ahora que se eche atrás y que comience el proceso de devolución de entradas, buscar a un sustituto y similares.

De hecho, uno de los socios de la promotora ya ha comentado que el terreno que pueden pisar, de producirse la actuación, es demasiado resbaladizo. Cualquier problema se convertiría inmediatamente en una demanda millonaria. Teniendo en cuenta que el primer embarazo de la cantante fue de alto riesgo, incluso llegó a necesitar de reposo absoluto, no parece lógico tentar a la suerte.

Lo que está claro es que si ellos cancelan la actuación tendrá que indemnizar a la cantante. Si es ella la que decide no actuar otro gallo cantará. De momento todo es una incógnita aunque quizás el domingo, en la gala de los Grammy, salgamos de dudas ya que Beyoncé actuará. Será entonces cuando se aclare algo más este problema que podría convertirse casi en tragedia económica para los organizadores del festival.

Vía | TMZ

Imagen | Gtres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *