3 mayo 2015 Moda

betsy-von-furstenberg

Betsy Von Furstenberg fallecía, a los 83 años de edad, hace unos días. El obituario publicado por el New York Times no ha dudado en comentar la parte más salvaje de su biografía que llegó a convertirla, cuando era joven, en Betsy Von Thirstyberg (la sedienta). Os comentamos más detalles sobre la vida de una socialite histórica.

Glyn, hijo de la susodicha, comenta que “solía hacer el papel de mujer astuta y propensa a las relaciones y también el de joven rebelde. Normalmente se comentaba en las columnas de sociedad su díscola actitud.De hecho, teniendo dieciocho años vivió una apasionado romance con Conrad Hilton, primer marido de Elizabeth Taylor.

Según Jerry Openheimer, biógrafo de Hilton, a Betsy “le gustaba tanto el alcohol que comenzaron a llamarle “la sedienta”. Comenzó a beber a los catorce años y los restaurantes más prestigiosos, sabiendo que no tenía la edad legal, le servían alcohol en tazas de café”.

Betsy fue a Hewitt School y alternaba sus estudios con sesiones de fotos para fotógrafos como Stanley Kubrick. Cuando Conrad Hilton comenzó a tener problemas con Elizabeth Taylor optó por irse un buen día a tomar algo a un hotel de Beverly Hills y al ver a Betsy comenzó una relación con ella. Él se la presentó a sus amigos, “me sorprendía que fueran tan mal educados” llegó a comentar Betsy, y la licenciosa vida de Hilton sólo vino a empeorarlo todo.

Tomaba alcohol y pastillas, se levantaba a las tantas y se ponía a jugar a las cartas con sus amigotes, yo sólo tenía dieciocho años” comentaba Betsy. Ella misma recordaba que “hicimos muchas cosas y muy salvajes”. Terminada esta relación Betsy optó por convertirse en modelo, actriz, autora y socialite. Lo consiguió con creces. Sirva este artículo de homenaje a una de esas famosas de las que ya no quedan.

Vía | Page Six

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *