23 marzo 2015 Declaraciones, Gente, Reality shows, Televisión

Belén Esteban no comprende por qué da miedo a sus compañeros

Ayer durante el debate de Gran Hermano VIP, se pudo ver con detalle los últimos días en la casa de Belén Esteban. La princesa del pueblo se quedó bastante tocada con su juicio del jueves y ayer nos mostraban vídeos en los que negaba haber manipulado a sus compañeros para que nominasen a Olvido Hormigos y comentaba que estaba muy “rayada”. Aseguraba que no va a tener ningún cara a cara con ella. “No me da la gana, que sé que cuando llegue al Sálvame me lo van a pedir, pero no me da la gana porque quiero desintoxicarme”, le contaba a Fede.

“Yo no la he dicho mala madre. Yo he dicho simplemente que con una niña de cinco meses, yo no entraría aquí”, se justificaba a voces. “Yo he sido como soy, yo misma, no quiero más guerras. Estoy agotada”, decía llorando en el confesionario.

“De lo que más me siento avergonzada es de que mi familia haya sentido vergüenza de mí”, contaba. “Ayer la Andrea cuando lo vería ¿qué pensaría, Súper?”, se lamentaba. “Yo quiero salir y explicarme que yo he venido a concursar aquí como una más. Están dando a entender que me tenéis miedo“, le explicaba a Fede. Pero, ¿de qué? Miedo, ¿de qué?, ¿de mí carácter? Sabéis cómo soy”, señalaba.

“Estoy j****a, pero j****a, una noche he pasado pensando en todo”, le decía a Coman. “¿Pero yo que tengo que estar una semana comiéndome la cabeza de lo que me espera a mí fuera?”, se preguntaba. “¿Tú que te crees que no habrán hecho campaña en contra de mí? Fuera, todos, todos”, opinaba gritando.

Ya os contaré porque estoy aquí. En cuanto salga lo diré para que se entere todo el mundo”, explicaba sollozando. Mi apuesta es que donará el premio, no entendería que lo repitiera tanto si ese no es el motivo o algo de corte solidario. Seguía reiterando que ella no quiere ser ejemplo de nadie, pero ella es así. El argumento del “yo soy así” es peligroso, pero parece que Belén Esteban no se da cuenta de que no es una justificación válida.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *