22 julio 2014 Parejas, Televisión

librobelenesteban-640x344

Belén Esteban se niega a que su novio Miguel se convierta en famoso o en personaje habitual de los programas en los que ella trabaja. Con un “de mi novio no se habla” ha dejado bien claro que el joven está fuera de este negocio y que quiere proteger su relación de pareja.

Tras felicitar a Andrea, su hija, con un “el mejor regalo que me ha mandado Dios has sido tú”, prosiguió indicando que otros compañeros suyos sí pueden pedir que no se hable de un tema en concreto pero ella no puede hacer lo propio. Igualmente reconoció que hay cosas de su pasado que no repetiría y que no quiere volver a hablar de lo que sucedió con anterioridad.

Igualmente reconoció que su entrevista en ¡Qué tiempo tan feliz! fue “muy bonita” y que su madre está “orgullosa” de ella “porque aunque siga saliendo la mierda, lo que me importa es que estoy perfecta, gordita y guapísima”. De su progenitora indica que “ha tenido que callar muchas cosas, y mi madre en la vida se ha sentado cobrando un dineral, como otras han hecho. Es una señora de los pies a la cabeza”.

Tras estos comentarios indicó que estaba “deseando” irse a Benidorm con su familia y con su novio al que consideró una persona “buena y que está muy bueno”. Nos alegramos de que Belén Esteban sea protagonista de noticias bonitas y no de sucesos como los que protagonizó en un pasado que ahora, con todo el derecho del mundo, quiere olvidar para seguir adelante en esta nueva etapa. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Telecinco

Síguenos en Twitter

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *