29 diciembre 2009 Declaraciones, Gente, Televisión

Belén Esteban

Muchos estábamos esperando la reacción de Belén Esteban, después del espectáculo borchonoso del viernes por la noche, y sí, pudimos presenciar su reacción, pero lejos de mostrar algín arrepentimiento, se mostraba orgullosa de su comportamiento en Sálvame Deluxe. Cierto que el periodista había calificado a la de San Blas con palabras educadas, pero no agradables, sin embargo ella no fue capaz de defenderse de una manera sutil y educada, sino que sacó lo peor de sí misma.

Su operación de cirugía ha mejorado su rostro, pero ha subido tanto su autoestima que está sacando lo más soez de sí misma y la gente por la calle le jalea y aumenta este comportamiento. La colaboradora ha afirmado que el domingo en el Carrefour cuando iba con su “Andrea” la gente le decía que tenía que haber sido más dura con el periodista, después Jorge Javier, contento por la audiencia obtenida, preguntaba a una señora del público que opinaba que Belén tenía que haberle dado más… ¿Alguien se atreverá alguna vez a contradecir a la Esteban en “su programa”?

Jaime Peñafiel ocupaba más espacio del habitual en su columna del diario El Mundo el pasado domingo donde hacía muestra de su cultura y se mostraba bastante respetuoso con la de San Blas, teniendo en cuenta que le insultó delante de más de dos millones de personas. De todos modos, su respuesta escrita era también muy tibia y en su programa la Esteban decía que ambos lo hicieron por dinero y aún así no entiendo para qué lo necesita Peñafiel.

Entre lo que escribió en el diario, el periodista se culpa de haber elegido mal: “(…) no puso en práctica las normas que presiden los actos de su vida profesional y privada: saber elegir los compañeros de mesa, de viaje, de cama y de… programa”. Además narraba por qué había acudido al programa: “El espíritu navideño y la creencia, ingenuo de mi, que la cirugía estética no solo cambia físicamente a la persona, acepté la invitación que me venían haciendo, insistentemente, para compartir programa con la Esteban. Pensé que era una mujer nueva.”

Despúes narraba como había sido noquedao con resignación: “(…) observaba que la obra del doctor Vila-Rovira, un milagro de la cirugía estética, desaparecía dejando aflorar, de nuevo, aquel rostro gastado y estropeado como el de un boxeador, un rostro que ha formado durante años su personalidad «violenta, agresiva, fogosa y descarada», como yo recogía en la columna de la semana pasada. Era, de pronto, como la niña de El Exorcista. El rostro de un boxeador que intentaba noquearme -¡Vive Dios que lo consiguió!-, mientras el personal rugía desde las gradas del plató y Jimmy Giménez Arnau me gritaba: «¡Tira la toalla!”. Está claro que Peñafiel se equivocó, acudiendo al plató. Si queréis ver el vídeo con las declaraciones de Belén podéis entrar en mitele de Telecinco y el artículo del periodista lo podéis leer en Crónica de El Mundo.

Vía | Telelocura

Comentarios

1 comentario
  • Pedro

    En hora buena a Jaime Peñafiel. Al final ha conseguido que Belén Esteban le de la razón en todo lo que ha escrito sobre ella, dada su actitud y forma de comportarse. Realmente creo que en el fondo Belén está resentida porque cada vez menos gente le hace caso.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *