18 mayo 2015 Gente, Reality shows, Televisión

Belén Esteban es entrevistada por Kiko Hernández en ¡Qué me dices!

Belén Esteban le ha devuelto el favor a su mejor defensor durante su polémico paso por Gran Hermano VIP y le ha concedido una entrevista (sin cobrar un euro) para ¡Qué me dices! En ella la princesa del pueblo se sincera con Kiko Hernández hablando de su paso por el reality, de su ex Miguel Marcos o de sus compañeros de Sálvame, entre otros temas.

Comenta que su paso por el concurso de convivencia le ha aportado fuerza y seguridad en sí misma. “Hay días que sí y días que no. Me alegro de haber vivido la experiencia, otras veces pienso que no debería haber entrado”, cuenta cuando le pregunta si se arrepiente de su paso por la casa, pero tiene claro que no volverá a un reality y revela que le propusieron participar una semana en Supervivientes.

“Yo me metía en mi casa, me iba al trabajo llorando y llegaba llorando. Todo para mí era un mundo. Estaba deseando llegar a mi casa para hacer lo que no tenía que hacer…”

Yo sé que cuando Kiko Rivera entró, él iba a por mí. Él entró diciendo que lo hacía por necesidad y yo es verdad que a lo mejor metí la pata pero, Kiko, una señora que tiene cuatro mansiones y una finca, para mí eso no es necesidad. Necesidad es otra cosa”, explica sobre su relación con el hijo de Isabel Pantoja.

De su paso por Gran Hermano VIP se llevó el premio y algunas consecuencias para su salud: “Me dieron muchas subidas de azúcar, más de diez veces tuve más de 500 de azúcar, y eso me ha afectado a la vista. Me han tenido que poner gafas, con eso te lo digo todo. ¡Mil pavos me han costado!”.

Asegura que se lleva la amistad de Fede, Ylenia, Víctor e Israel Lancho con el que podría haber tenido algo porque “una sabe cuándo le gustas a un tío”. Confiesa que ahora tras superar su adicción a las drogas está aprendiendo a vivir. “Yo me metía en mi casa, me iba al trabajo llorando y llegaba llorando. Todo para mí era un mundo. Estaba deseando llegar a mi casa para hacer lo que no tenía que hacer…”.

Explica que quiere empezar de cero con sus compañeros tras sus comentarios sobre su paso por el reality. Sin embargo, a Karmele Marchante le recomienda que se jubile; no le gustó nada la actitud de Lydia Lozano, pero lo que más le dolió fue la posición de Rosa Benito y de Raquel Bollo.

“No quiero saber nada de él. Yo me monté en el coche el día de la final con Miguel y con mi Andrea. Mi hija me dijo que no quería que llamara a su padre, así que yo no voy a llamarle”, comenta sobre Jesulín. Al contrario con Miguel se lleva muy bien, aunque ahora mismo no considera una reconciliación, confiesa que ha mantenido relaciones sexuales con él después de estar separados, al igual que hizo en su momento con Dani DJ.

Tras superar su adicción a las drogas, explica que está aprendiendo a ahorrar, pero asegura que no se podría retirar en este momento de la televisión. Explica que su hija se marchará al extranjero cuando acabe el bachiller en España y que quiere ser locutora de radio. Asegura que le gustaría tener un hijo, pero que no ha sido madre de nuevo porque Andrea se pondría muy celosa.

Vía | ¡Qué me dices!

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *