26 marzo 2015 Declaraciones, Gente, Reality shows, Televisión

Belén Esteban se emociona con su madre y se raya con su novio Miguel

Ayer los cuatro últimos concursantes de Gran Hermano VIP se sorprendían cuando Jordi González les comunicaba que uno de ellos había sido expulsado y este era el italiano Fede porque fue el menos votado para ganar la tercera edición del reality show. Tras esto los tres finalistas “verdaderos” tenían que hacer la última fase de su campaña electoral que les llevaba a encontrarse con algunos de sus amigos y familiares.

Belén Esteban era visitada por algunos amigos entre estos, las famosas Mariví y Tina. Pero ella solo se quedaba con lo “malo” de la situación porque echaba en falta a Toño y a su novio Miguel Marcos, conocido tras el paso de la de San Blas por la casa, como “El Migue”. Después los tres finalistas tenían una nueva sorpresa: Aguasantas se encontraba con su padre; Coman con su hermana Marta y Belén Esteban con su madre, pero esto servía para rayar aún más a la princesa del pueblo.

Carmen Menéndez intentó tranquilizar a su hija -que le decía que tenía que pedirle perdón por todo lo que la había hecho- y le contó que Andreíta se había ido de fin de curso a Tenerife y que regresaba hoy, por lo que suponemos que finalmente consiguió una maleta, lo que no sabemos es si se la compro “El Migue” como insistía hasta la saciedad Belén Esteban. También le explicaba que Toño Sanchís la había acompañado a Telecinco y que estaba fuera, pero con el tema de su novio no se quedaba tan tranquila.

Su madre le decía que estaba trabajando y cuando la de San Blas exigía que fuera a la gala final a recibirla, Carmen le contaba que no sabía si iría porque salía de trabajar tarde. Belén Esteban enfatizaba que sabe que no le gusta la tele, pero luego dejaba caer un comentario muy feo cuando Carmen le decía que por motivos laborales saldría tarde y que estas cosas no le gustan, entonces esta respondía: “Pues, que se aguante”.

Posteriormente se rayaba aún más y Jordi González le contaba que Miguel había estado en las dos galas en las que había estado nominada con el el fin de tranquilizar a la princesa del pueblo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *