3 diciembre 2015 Curiosidades, Televisión

belenestebannulidad

Toño Sanchís está quedando como el Real Madrid en Cádiz pero además deja ciertos “cadáveres” por su camino hacia la perdición. Belén Esteban está, según algunas fuentes, “en bancarrota”. Tres lustros en televisión apenas le han servido para nada. Ahora afronta una crisis económica cuyos detalles te comentamos.

Belén ha sido siempre la gallina de los huevos de oro y los que le rodeaban lo sabían. Sus años de “enfermedad” fueron bastante buenos en lo que a ganar dinero se refiere pero entre sus costumbres y la presunta mala gestión de Sanchís todo se ha ido por el desagüe. Belén se enfrenta a varios embargos, deudas con el fisco, inspecciones de sus empresas y todo el rosario de calamidades que ha provocado una forma de entender los negocios, y la vida, que pueden terminar con la colaboradora en la ruina.

Una auditoría arrojaba un espeluznante resultado: no hay liquidez. Miguel, novio de la Esteban, fue quizás el que instó a su pareja para que controlara algo mejor el dinero que tenía en el banco o, mejor dicho, el que debería tener. Lo peor del caso es que Belén ya tiene pagadas sus propiedades, salvo una, y tampoco es que lleve una vida de lujo como para no haber ahorrado casi nada.

Ella misma reconocía que ahora, tras quince años, va a dar “una exclusiva” porque necesita dinero. Un verdadero desastre del que se salva Andrea y esto sí que hay que destacarlo. Belén ha confirmado que en la cuenta de su hija hay 200.000 euros para su futuro. Al final es cierto que por su hija mata y nos alegramos de que así sea. Ya veremos si Sanchís da la cara en estos días. Esperamos vuestros comentarios.

Vía | Vanitatis

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *