10 septiembre 2016 Televisión

aramisfuster

Aramis Fuster mintió el día que se burlaron de ella y dijo: “No volveré más a Sálvame”. Desde entonces lleva mintiendo a lo bestia y se ha hecho ya tres Deluxe. Ayer, con Vázquez como comandante del programa, solo dijo la verdad en lo referente a la venta de sus fotos y vídeo de alto voltaje. Hay personas que pagan hasta dos mil ochocientos euros por semejante material.

Tampoco mintió al reconocer que tenía seiscientos noventa y dos años y que esta era su enésima reencarnación. Aparte de esto, y de decirle a María Patiño, tras un comentario sobre la falta de respeto de Fuster a su “mamá”, “No mientes a mi madre que te retuerzo”, la conversación fue más por el camino de la sicalipsis.

Porque aquello fue como el guión de una película de la época del destape con un Kiko Matamoros haciendo de Alfredo Landa. Ya Fuster sacó su ramalazo de veterana para espetarle a Patiño “Ponte tetas que no son tan caras” y lindezas semejantes. Gema López, Lydia Lozano, la antedicha y Matamoros comenzaron a atacar más duramente a la invitada que les escupió un “¿Quién creéis que sois? Sois solo cuatro payasos” a lo que Matamoros respondió “Y tú una sinvergüenza”.

Fuster recordó que tras cerca de siete siglos de vida ha tenido todo tipo de enfermedades venéreas. También indicó, al entrar en la residencia donde le acogieron, que “en breve estaré en la tele”. Y así ha sido. Y no sabemos si es que Mediaset necesita a bufones para que sus programas tengan algo de diversión o si esta señora ha logrado engañar a algún directivo para venderle alguna de sus historias. Sed vosotros los que opinéis al respecto.

Vía | Telecinco

También te puede interesar

Comentarios

3 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *