25 marzo 2017 Reality shows, Televisión

alysoneckmann

El culebrón de alto voltaje que han protagonizado Alyson Eckmann y António (el brasileño) llegó a su fin el jueves por la noche. Si los guionistas del programa intentaron colarnos que los jóvenes hacían lo que hacían bajo el edredón, y cuando terminaban ninguno se subía el pantalón o se recomponía su ropaje-ahora nos quieren hacer tragar que el de Brasil está enamorado de Eckmann.

Rafaski, que así se apellida el antedicho, exponía en su cuenta de Instagram que “le tengo que agradecer a Dios por haber tenido esta oportunidad así como al programa el poder concursar con mi hermano. También por haber conocido a personas maravillosas y simpáticas y sobre todo por haber conocido a Alyson a la que espero ver en breve”.

El actor, perdón perdón el concursante, prosigue indicando que “nos vamos para Brasil con mucha felicidad y tristeza“. Y es que en esta historia hay muchas cosas que no terminan de cuadrar. Elettra estuvo apenas unos días en Brasil y volvió a la casa no sabemos por qué. António se quedó más tiempo y fue “a tiro hecho” desde el principio.

Como hemos comentado, incluso tras su actividad más apasionada hemos visto a dos personas vestidas moviéndose bajo un edredón. Es cierto que hemos observado besos y caricias pero en otras ocasiones anteriores en GH, por ejemplo a la relación entre Indira y Arturo, estaba claro lo que sucedía entre ambos. Aquí todo va según lo previsto y esta semana comprobaremos cómo Alyson y Marco acercan posturas. Y ahora os preguntamos, ¿os habéis tragado el anzuelo? Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Telecinco

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *