22 mayo 2015 Cine

andiemacdowell

Andie MacDowell es una de las actrices más bellas de la industria del cine. Casi nadie podría imaginar que en el pasado tuvo complejos por su exceso de peso. Ayer mismo recordaba que un año decidió no ir al festival de Cannes por ese mismo motivo. Os contamos los detalles.

Desde la citada localidad francesa recuerda Andie que “ese año ganó Sexo, mentiras y cintas de vídeo y decidí no venir porque acababa de tener a mi hija y estaba cuidando de ella. También estaba muy gorda y me daba miedo de los comentarios jocosos de la gente. Echando la vista atrás sé que fue una estupidez, ahora he madurado y soy mayor, ya no me importa lo que diga la gente” añadía la actriz de cincuenta y siete años.

La hija de Andie que provocó este “incidente” es Rainey Qualley, compositora y actriz en Mad Men. Su otra hija, Margaret, también es actriz en The Leftovers. Andie reconoce que “no me suelo meter en sus vidas profesionales, son muy independientes, creo que les he enseñado bastante bien lo que tienen que hacer. Suelen cumplir con su trabajo. Yo también soy siempre puntual, aprecio a todo el mundo, doy el cien por cien y nunca me quejo”.

También reconoció que uno de los momentos álgidos de esta edición del festival ha sido el poder estar con Jane Fonda. “A sus setenta y siete años está estupenda. Estoy muy agradecida por haber estado con ella”. Esperamos vuestras opiniones sobre lo que ha comentado Andie MacDowell.

Vía | Page Six

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *