31 mayo 2016 Cine, Parejas

La Policía no encontró pruebas de maltrato físico en el caso de Amber Heard

Amber Heard sigue adelante con su demanda por los presuntos malos tratos recibidos por parte de Johnny Depp. El actor ha sacado a su tropa de aliados para que le defienda pero ella sigue en sus trece. Testigos auditivos comentan que Heard jamás pudo ser agredida por Depp ya que no estaba al lado del actor cuando supuestamente ocurrió todo.

Los testigos escucharon a Heard gritar “deja de golpearme” pero teniendo en cuenta que el actor, según otros dos testigos, estaba a varios metros de distancia pues ya os podéis imaginar lo sucedido. Jerry Judge y Sean Bett, guardaespaldas del antedicho, han comentado que estaban en la entrada del apartamento y escucharon a Heard gritar. Entraron rápidamente y vieron a Heard en el sofá del salón y a Depp en la cocina. La distancia era considerable entre ambos por lo que se piensa que lo que Amber intentó era llamar la atención.

Ambos guardaespaldas han aceptado ir a testificar a la vista oral que se celebrará el mes que viene. También afirman que la de las broncas siempre ha sido Amber. Que la de los gritos, la que tiraba botellas, la que incluso intentaba agredir a Depp siempre fue ella. Es más, afirman que han tenido que separarla de Johnny cuando le daban estos ataques.

Las supuestas heridas en el forcejeo entre ambos no son tales. Los agentes de policía que acudieron al lugar no vieron rastro alguno de maltrato. Amber indicó también que había un cristal roto en el suelo e incluso aportó fotos de esta circunstancia en su demanda pero los guardaespaldas confirman que no hay cristal alguno e incluso los policías confirman este último extremo. Sed vosotros los que opinéis sobre esta noticia.

Vía | TMZ

Imagen | Gtres

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *