16 junio 2016 Cine, Parejas

La Policía no encontró pruebas de maltrato físico en el caso de Amber Heard

Aunque parece estar cantado que Johnny Depp se acogerá mañana a la quinta enmienda para no declara, Amber Heard no piensa hacer lo mismo. De hecho, la actriz contará con el apoyo de dos amigas que piensan dejar bien clara su opinión sobre los presuntos malos tratos recibidos por la susodicha.

Tillett Wright, que recientemente ya dejó bien claro que ella misma fue testigo de los malos tratos del actor, y la vecina de Heard, Raquel Rose Pennington irán mañana al juzgado de Los Angeles que lleva el caso para testificar en la vista oral tras la que el juez decidirá si la orden de alejamiento que pesa sobre Depp sigue adelante.

Los abogados de Heard han intentado que Depp vaya al juzgado pero todo parece indicar que preferirá quedarse en Las Bahamas, donde está de vacaciones, descansando. Una fuente cercana a Heard indica que “ella y sus dos amigas quieren dejar bien claro qué sucedió y esto dejará en evidencia a los que han afirmado que la historia es falsa y que ella solo quiere dinero”.

Laura Wasser, abogada del actor, ha comentado que “lo que ella pretende es llegar a un acuerdo económico lo antes posible y lo ha hecho alegando malos tratos. Si tanto ha hablado en los medios debería hacerlo también ante un juez y bajo juramento”. Mañana saldremos de dudas. Sed vosotros, como siempre os decimos, los que opinéis a este respecto. Abrimos las líneas de debate para que nos enviéis vuestro vaticinio sobre el resultado de la comentada vista oral.

Vía | Page Six

Imagen | Gtres

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *