5 febrero 2017 Reality shows, Televisión

alysoneckmann

Aída Nizar ya ha logrado su primer objetivo: el odio de Alyson Eckmann. La insoportable concursante ha vuelto a sacar de sus casillas a una persona como ya hiciera cuando entrase en GH. Lo peor es que la estadounidense ha recibido todas las críticas del resto de participantes del concurso.

“El super me ha llamado al confesionario y me ha echado la bronca por escupir, pero escupí por la rabia que me provoca” comentaba la estadounidense. Lo peor del caso es que, a pesar de haber evitado un altercado mayor, ha sido objeto de comentarios negativos emitidos por el resto de compañeros.

La tensión se hizo insoportable entre ambas, Eckmann, mujer de carácter, optó por no partirle la cara a Nízar y si bien su opción no fue la más acertada, sí reconocemos que Aída es capaz de destrozarle los nervios a cualquiera con su verborrea.

Lo que no sabemos es si la dirección del programa le interpondrá algún tipo de sanción que afecte a su permanencia en el programa. Es más que probable que así sea y que Telecinco intente abrir este melón para intentar salvar los paupérrimos niveles de audiencia que viene padeciendo esta edición del programa.

Sed vosotros, como siempre os decimos, los que opinéis a este respecto. ¿Qué opináis de lo que hizo Alyson? ¿Es posible que Nízar siga insistiendo hasta conseguir que la expulsen? Abrimos las líneas de debate para que nos comentéis lo que os parezca más oportuno sobre la noticia que os acabamos de exponer.

Vía | Telecinco

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *