6 diciembre 2017 Declaraciones, Televisión

Alonso-Claudia-Caparros

Alonso Caparrós parece querer dejar atrás una etapa un tanto convulsa de su vida. Ayer se autoentrevistaba en Sálvame y comentaba lo siguiente. De su familia indicaba que “Lo que se refiere a padre, madre y hermanos los tengo en cuarentena. Ha sido duro, lo que te queda es un dolor muy grande. No creo que haya sido mal hijo ni él mal padre. Esto no va de hacernos sufrir el uno al otro. Voy a llamar a mi padre, si no me contesta iré a su casa“.

De su futuro más inmediato indica que “No la temo, pero estoy sufriendo la crisis de los 50. El año pasado empecé a ponerme bótox. Me arrepiento de no haber estado más cerca de mis hijos. Me quiero muchísimo, me he demostrado la fuerza que tengo. Me he odiado, he hecho cosas muy feas. Tengo secretos inconfesables“.

alonso-caparros

De Sálvame reconocía que “Hay una jerarquización por una cuestión de veteranía. Hay miradas que matan, Belén me odia. A Kiko Hernández lo tengo en observación. Chelo García Cortés me mira muy enfadada. No me gusta el estilo de Antonio Tejado”. Posteriormente no tuvo reparo a la hora de reconocer que había tenido un encuentro en un camerino con Esther Arroyo.

También indicaba que tuvo mucho éxito con las mujeres y que cuando presentaba Furor raro era el día en el que no terminaba la grabación con alguna actividad subida de tono. El que fuera un personaje a tener en cuenta en el mundo de la televisión es ahora un juguete roto que da hasta cierta lástima cuando se comprueba su estado mental. Sed vosotros los que comentéis estas declaraciones.

Vía | Telecinco

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *