6 marzo 2010 Cine, Curiosidades

alfredobrazos.jpg

Alfredo Landa es, por derecho propio, uno de los pocos actores vivos que se encargaron no sólo de engrandecer el cine español de los años sesenta y setenta sino también de crear un género que lleva su propio apellido, el Landismo. Que haya llegado a la cifra de 77 años es todo un hito en nuestros días y desde aquí nos sumamos a las felicitaciones por este día.

Pero el cumpleaños ha sido, si cabe, más feliz que en otras ocasiones. Tras haberse retirado del cine con Tio Vivo c. 1950 (de Garci), escribió sus memorias con las que tuvo mucho éxito. Hace un año y medio sufrió un ictus cerebral que, principalmente por su edad, le dejó unas secuelas físicas bastante importantes. Desde entonces debe usar una silla de ruedas para desplazarse.

Pero Alfredo sigue siendo “Alfredo El Grande” y acude 2 veces al día al hospital para hacer la rehabilitación, 2 horas por la mañana y 2 por la tarde. Sin haber faltado ni un solo día ha conseguido mejorar muchísimo. Tanto es así que los médicos le han informado de que para el verano ya no necesitará la silla de ruedas para andar. Un gran regalo.

Porque Landa se siente mal por no tener esa independencia que siempre ha tenido. “Soy un culo inquieto” ha comentado, como paciente es el número 1, dice su doctor, y la recuperación está yendo por el mejor de los caminos.

Quizás sólo le afecta el tema de la comida. Landa siempre ha declarado que le encanta comer y ahora se ve tomando comida de régimen aunque lo hace con el mejor humor. Sus compañeros de rehabilitación comentan que es una gran persona, nada que ver con su papel en las películas de tozudo, y que hablan con él a diario sin el menor problema.

Desde aquí le mandamos a Don Alfredo Landa nuestros mejores deseos para que su recuperación siga de la misma forma. Ojalá que muy pronto pueda dejar la silla de ruedas y conseguir su objetivo de volver a ser el que era. A todos los que están pasando por la misma situación nuestros ánimos igualmente.

Vía I Libertad Digital

Comentarios

1 comentario
  • belen

    Tenia ganas de saber de el, tengo 33 años y siempre ha sido para mi y mi familia un buenisimo actor, y me alegro un monton que haya casi superado lo del iptus, espero que por esta fecha ya pueda caminar y tenga un buen verano, se lo merece, un beso enorme

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *